Misión y Visión

Através de los años el Instituto Italiano Enrico Fermi ha procurado que sus alumnos aprendan a aprender, tengan amor por la investigación, orgullo por el trabajo realizado, capacidad de adaptación y que se interesen en buscar la excelencia.

Además del aspecto intelectual dedicamos especial atención al emocional y físico.  La comunicación abierta y franca entre padres, colegio y alumnos, así como la preocupación por los buenos hábitos, son algunos de los aspectos que más nos preocupan en busca de una auténtica formación integral.

Nuestra misión es desarrollar habilidades y destrezas en los alumnos para facilitar el proceso de aprendizaje, haciendo énfasis tanto en lo académico como en lo formativo durante su vida escolar, y que estos conocimientos sean base sólida para su carrera universitaria, ya que vivimos en un mundo competitivo y necesitamos profesionales con una formación integral.

Nuestra visión es ser uno de los mejores centros educativos del país tanto en la educación académica como en la socioafectiva y contar con modernas estructuras y excelentes recursos humanos y didácticos para brindar una educación acorde con las nuevas tecnologías y la evolución de la sociedad.

LA ESCUELA Y LOS VALORES

"La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos." --Elena G. de White

El asunto de los valores en la escuela y en la familia es hoy, más que nunca, un tema de preocupación fundamental.

Ahora lo esencial es que la escuela transmita valores. Lo que se debe hacer es transmitir contenidos que pueden ser de cualquier índole, pero en un ámbito que tenga en cuenta los valores, con una forma de ser que demuestre que nuestra vida está basada en los valores, por el compromiso que tenemos con la sociedad en que vivimos. Todos los pedagogos actuales coinciden, en mayor o menor escala, en que esto es lo que hay que transmitir a las nuevas generaciones.

El verdadero maestro no debe satisfacerse con un trabajo de calidad inferior basado en los contenidos de las asignaturas. No puede contentarse con transmitir a los estudiantes únicamente conocimientos técnicos, con hacer de ellos excelentes bachilleres, contadores expertos, brillantes doctores, artesanos hábiles o comerciantes de éxito. Su ambición debe ser inculcarles principios de verdad, obediencia, organización, honor, integridad y pureza, principios que los conviertan en una fuerza positiva para la estabilidad y la elevación de la sociedad.

Es esencial que los estudiantes adquieran una buena comprensión y una clara percepción de los valores, de lo que es moralmente bueno. De otra manera, según Alberto Einstein, con nuestro conocimiento especializado, nos pareceremos mucho más a un perro bien adiestrado que a una persona armoniosamente desarrollada.

Asumamos entonces nuestras responsabilidades como estudiantes, como hijos dignos, como profesionales, como ciudadanos conscientes, como gobernantes, como seres humanos completos; cumplamos con nuestros compromisos, defendamos la verdad, hagamos el bien y luchemos por la igualdad y la justicia aunque ello nos cueste sacrificio.

Recordemos, estudiantes, que el éxito en la vida escolar radica sobre todo en la organización del trabajo, la disciplina, la distribución adecuada del tiempo y el hábito del estudio. Pero no olvidemos que una educación integral nos exige poner en práctica otra serie de actividades, desarrollar habilidades y formar hábitos relacionados con los valores. Por ejemplo, es importantísimo que nos esforcemos por autodisciplinarnos, pues las normas se han hecho para nuestro bien presente y futuro, aunque ahora no lo entendamos plenamente; para mejorar nuestro orden y aseo personal, el de nuestros salones, nuestra escuela, nuestra casa y del medio en general en que vivimos; para aprender a trabajar en equipo y a convivir rmoniosamente; para buscar el bien común y no solo el individual; para que seamos honestos, justos, tolerantes, respetuosos, solidarios y generosos.

Tampoco olvidemos que se tiende a vivir la cultura del “qué me importa”, del “sálvese quien pueda” y del “juega vivo”, cuando no hay solidaridad; que para justificar el mal proceder se responde “si todos lo hacen, yo también”, ya que no hay responsabilidad individual; que se vive del chisme, de la calumnia y del “qué dirán” cuando no hay buenos sentimientos, integridad y satisfacción personal. Combatamos la tendencia a valorar a los demás por lo que tienen y no por lo que son; no vivamos de las apariencias, de lo superficial; busquemos la esencia vital de las personas y de las cosas para poder ser eficientes y exitosos. Y hoy, sobre todo, vivamos alerta, porque enseñanzas muy negativas y perjudiciales nos llegan a través de los medios, de la publicidad, de las clases dirigentes y de mucha otra gente. Las recibimos a diario a través del descrédito, la ambición, el robo, el egoísmo y el abandono de las responsabilidades.

René De León G.
Basado en el artículo "La educación en valores; la educación como valor.", de Laura Gómez Rusca.

CIRCULARES

C-71-16 Fiesta de despedida de preescolar
C-70-16 Brote de Varicela
C-69-16 Horario de pruebas trimestral
C-68-16 Certificado de IX°
C-67-16 Horario de Salida para viernes 2 de diciembre
C-66-16 Cursos Academicos
C-65-16 Tradiciones Panameñas Preescolar
C-64-16 Curso de Verano 2017
C-63-16 Verano Feliz 2017
C-62-16 Suspensión de clases
Ver todas las circulares de 2016
Ver todas las circulares de 2015
Ver todas las circulares de 2014


ir Arriba

CALENDARIO ESCOLAR
2017


Ver

CALENDARIO ESCOLAR
2016


Ver

INSTITUTO ITALIANO ENRICO FERMI

Calle 72 San Francisco y vía Israel. Panamá, Rep. de Panamá
Tels. +507 302-2014/302-2015 | Fax. +507 302-2016



Apartado postal: 0823-05262

Horario de atención:  Lunes a Viernes 7:15am a 2:30pm

email: info@fermi.edu.pa



Usted es el visitante No.: 0000413518

©2016 - Didáctica Contemporánea, S.A.